Viña Cucha Cucha

En un encuentro distinto y bajo estrictas normas sanitarias, la Gobernadora de la Provincia del Itata, Mariela Fernandez, el seremi de Agricultura de Ñuble, Juan Carlos Molina y el director Indap Coelemu, Rodrigo Barriga, junto a destacados viñateros y productores de la cepa cinsault, visitaron la viña Cucha Cucha para conmemorar a través de un acto simbólico, esta tradicional fiesta que se ha transformado en uno de los hitos más importantes del Valle del Itata.

Como todos los años, esta actividad era conocida por ofrecer distintos vinos locales de la zona elaborados en base a la uva cinsault o “cargadora”, convirtiéndose en una parada obligada para los fanáticos de la cultura vitivinícola, pero esta vez fue la excepción, dada la actual crisis sanitaria.

Cabe señalar que esta iniciativa busca rescatar año a año, la tradicional elaboración de vinos patrimoniales, con el fin de fomentar el comercio local de esta variedad, que en los últimos años se ha convertido en un emblema regional. Razón principal por la que empresa ARAUCO ha impulsado distintas iniciativas en coordinación con actores públicos como INDAP, PROCHILE, SERNATUR, INIA y CORFO, así como la comercialización de etiquetas provenientes de distintas comunas de la región de Ñuble como Coelemu, Ránquil, Quillón, Portezuelo y Guarilihue, a través de su tienda de vinos Alma del Itata, ubicada en el pueblo de Ñipas.

Para la Gobernadora de la Provincia del Itata, Mariela Fernandez, esta alianza entre el sector público y privado, ha sido esencial para que el Valle del Itata pueda avanzar del estado en que se encuentra a uno mejor y para que este lugar denominado como una zona de rezago, pueda convertirse en una zona de oportunidades. “Esta zona se caracteriza por sus viñedos familiares y de muchos años de historia que se han traspasado de generación en generación y gracias a ARAUCO, a través de su fundo “Cucha Cucha”, hemos logrado generar una cultura de trabajo colaborativo entre el sector público y privado, para acoger a estos viñateros y para poder potenciar tanto su legado como valor económico por medio de capacitaciones, que les ayudarán a tener un mejor manejo de sus ingresos”, expresó la autoridad regional.

En esta misma línea, Mauricio Leiva, Subgerente Asuntos Públicos ARAUCO, señaló que: “hoy existen diversos actores públicos y privados tratando de potenciar, impulsar y rescatar el Valle del Itata. Si bien sabemos que cada uno ha puesto lo mejor de su parte estamos convencidos que, debemos crear mayor sinergia a través de un diálogo continuo, que nos permita avanzar de forma rápida en materia
de coordinación y logros. Los recursos y las ganas por otorgar al Valle del Itata el reconocimiento que merece están, ahora solo debemos trabajar todos en una misma dirección”.

Cabe destacar que el Valle del Itata guarda en sus viñedos la historia de la viticultura chilena, cuya tradición vinícola se remonta a más de 400 años, ofreciendo variedades patrimoniales como el Moscatel, País y Cinsault, que se han adaptado perfectamente al suelo y el clima de la zona.